COMUNICADO 111 DE 2021

La JEP reconoce que tiene competencia para conocer de los actos de violencia reproductiva y de género cometidos contra una niña reclutada por las Farc-EP


Bogotá, 14 de octubre de 2021.  La Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la JEP acreditó como víctima dentro del Caso 05 a una mujer que fue reclutada por las extintas Farc-EP a los 12 años de edad.

Asimismo, la Sala reconoció que tiene competencia para conocer los actos de anticoncepción forzada, violación y reclutamiento de niños, niñas y adolescentes como crímenes de guerra.

La JEP tomó esta decisión teniendo en cuenta que la discriminación estructural contra las mujeres y las niñas se ha acentuado en el conflicto armado y los delitos cometidos contra la víctima acreditada deben analizarse desde esta perspectiva.

La víctima señaló que, siendo una niña de 12 años, sufrió acoso sexual y decidió huir de su casa materna para unirse a las extintas Farc-EP, donde volvió a sufrir actos de violencia sexual y de género que, debido a su nexo con el conflicto armado, se pueden considerar crímenes de guerra.

La mujer manifestó que en las extintas Farc-EP fue víctima de reclutamiento de niñas, niños y adolescentes y obligada a tener relaciones sexuales con diversos hombres de esa guerrilla. El contexto violento y la particular situación de vulnerabilidad de la víctima llevaron a la JEP a considerar que se pudo haber cometido el crimen de guerra de violación.

La víctima acreditada indicó que durante todo el periodo de su estadía en las extintas Farc-EP, hasta el momento de su desmovilización, fue obligada a tomar anticonceptivos. Con el auto de acreditación, la Sala de Reconocimiento iniciará la investigación de los hechos señalados por la víctima, para establecer si los mismos pueden calificarse como una forma de tortura, un trato cruel, un ultraje contra la dignidad personal o una forma de violencia sexual conforme al Derecho Internacional Humanitario, con el objeto de establecer si se presentó un crimen de guerra.

En virtud de lo anterior, la JEP investiga en el Caso 05 si en el norte del Cauca y el sur del Valle del Cauca se cometieron conductas de anticoncepción forzada, violencia reproductiva y violencia de género que puedan ser consideradas como crímenes de guerra de tortura, tratos crueles o ultrajes contra la dignidad personal.