COMUNICADO CONJUNTO JEP - UBPD

 

UNIDAD DE BÚSQUEDA Y JEP AVANZAN EN EL ESCLARECIMIENTO DE LA VERDAD SOBRE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS DURANTE EL CONFLICTO EN URABÁ, BAJO ATRATO Y EL DARIÉN

 

  • El universo inicial construido por la Unidad de Búsqueda indica que en esta región hay 7.281 personas desaparecidas.
  • La información suministrada por la JEP a la Unidad de Búsqueda incluye 365 hechos relacionados con desaparición forzada, identificados en el caso 04.

 
Bogotá, 19 de mayo de 2022. La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) avanzan en el esclarecimiento de la verdad sobre la desaparición de personas durante el conflicto armado en las regiones de Urabá (Antioquia) y Bajo Atrato y Darién (Chocó). Estas acciones se realizan dentro del caso 04, que investiga la situación territorial de la región de Urabá, a cargo de la magistrada Nadiezhda Henríquez Chacín, y los planes regionales de búsqueda que la UBPD construye con víctimas y organizaciones en estos territorios.
 
Estas labores buscan focalizar la investigación y recolección de información sobre un universo inicial construido por la Unidad de Búsqueda de 7.281 personas desaparecidas, en 15 municipios de estas regiones, incluyendo los hallazgos judiciales de la JEP dentro del caso 04, que facilitarán las acciones humanitarias y extrajudiciales de la UBPD.
 
La información suministrada por la JEP a la Unidad de Búsqueda incluye una matriz con más de 365 hechos relacionados con desaparición forzada; grabaciones de audiencias de versiones y otras diligencias como el testimonio de Dairo Antonio Úsuga David, 'Otoniel', así como la entrega por parte de las Farc-EP de un listado con 186 registros de personas desaparecidas en medio de las hostilidades en la región.
 
Con esta información, así como la recolectada por la JEP sobre los cementerios en los territorios priorizados en el caso 04, la Unidad de Búsqueda enriquecerá sus bases de datos del Registro Nacional de Fosas, Cementerios Ilegales y Sepulturas (RNFCIS) y el Universo de Personas dadas por Desaparecidas, que a la fecha ha identificado un histórico nacional de 99.235 reportes. Así mismo, avanzará en acciones humanitarias de localización, prospección, recuperación, identificación, reencuentros y entregas dignas de personas desaparecidas, que permitan contribuir a la satisfacción de los derechos de las víctimas.
 
La JEP y la Unidad de Búsqueda construirán una hoja de ruta que permita coordinar los esfuerzos para la protección de lugares donde se encuentren cuerpos no identificados, el desarrollo de acciones humanitarias que garanticen la participación de las víctimas en la formulación por parte de los comparecientes ante la JEP de los Trabajos, Obras y Acciones con contenido Reparador (TOAR) y propuestas de sanción propia relacionadas con estas graves violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.
 
El avance en el esclarecimiento de la verdad de los casos de personas desaparecidas en Urabá antioqueño, Bajo Atrato y Darién chocoanos hace parte de las experiencias exitosas de coordinación entre la JEP y la Unidad de Búsqueda, que ha permitido en el caso 04 coordinar desde los territorios las acciones de impulso para la búsqueda.